domingo, 3 de junio de 2007

EL MONO QUE PIENSA

Todo es mentira
todo
es mentira la repartición a la que asisto
es mentira que hablamos que nos escuchamos
es mentira que somos sujetos sociales.
Mienten los aniversarios
las conjugaciones correctas mienten
los ajustes semánticos no dicen la verdad
mienten los vendedores las ofertas mienten los colegios
y las directoras.

Es cierta la pasión.

Es cierta la inutilidad de la pasión.

Es fatal e irrenunciable.

Es verdad que no hay tristeza más triste que un hombre
que lucha contra su deseo.

Son ciertos los ojos y las ventanas al río.
La soledad es cierta.
Es cierta la lluvia que cae en tu pelo olvidado
mientras escribo palabras difusas
que nadie leerá nunca
porque es mentira también
que haya alguien del otro lado.

4 comentarios:

Verbario dijo...

Te voy a pedir permiso para hacer un vínculo con un texto que todavía no puse en mi blog, dudo en el título, "mientras tanto" ó "Lo inútil", uno de estos.

Hay alguien del otro lado, pero el problema es ese, está en otro lado. En mi textito, el que está del otro lado es justamente una especie de "anfitriona", no es cualquier "otro".

Un abrazo.

amanda dijo...

Por supuesto! Con mucho placer. Sí, el problema es ese. Están del otro lado. Pero nos vemos pronto, no?

Anónimo dijo...

este no es un comentario solo un poema que escribí hace poco.

LLegaste antes
para decirme que los árboles
mienten cuando ríen.


marcelo cutró.-

un beso enorme Amanda

amanda dijo...

cómo puede agradecerse ese poema? No es posible, no. Solamente que sepas que me acordaré de este tanto como de aquel del pulso y afuera un vals. Recordámelo, por favor. Era hermoso y lo perdí en alguna mudanza. Un abrazo, iré a tu próxima lectura y los árboles reirán.